La educación online es el presente y el futuro de los niños y adultos, en este artículo se desmentir algunos mitos sobre la educación online intentando apoyar a los niños en su formación académica en casa. 

Son pocos los docentes que cuestionan el valor del internet como una herramienta para el aprendizaje, pero aún existen personas que se muestran escépticas sobre el potencial de la educación online para la formación de los niños de hoy. 

6 mitos sobre la educación online para los niños 

En la actualidad es necesario apoyar a los niños en la tecnología y así seguir avanzando como sociedad sin importar las adversidades, es por ello que mencionaremos algunas creencias erróneas sobre la educación online:

Es difícil comunicarse en una clase a distancia: a pesar de que una buena conexión es determinante para la comunicación fluida en una clase online, es un mito común pensar que es difícil comunicarse por esta vía, pues existen múltiples plataformas y programas de aula virtual que facilita la comunicación entre sus participantes. 

Clase virtual es de menor calidad: la calidad de una buena clase no se puede medir por el formato en el que esté presentada, lo importante es el contenido y la metodología que aplique el docente, adaptándose a las necesidades de aprendizaje de sus alumnos. 

Hay que ser expertos en tecnología para acceder a la educación online: los niños, padres y profesores no tienen que ser expertos en tecnología para acceder a la educación online, solo es necesario un poco de conocimiento con los que puedan desenvolverse sin mayores complicaciones en el entorno digital, asimismo es importante comprender y tener una buena disposición a que siempre hay algo nuevo e interesante que aprender en la educación online. 

Todos los profesores pueden impartir clases online: como se mencionó en el punto anterior no es necesario ser expertos en tecnología para dar y recibir clases online, por lo que con conocimientos básicos y recursos dinámicos necesarios puede impartirse un contenido sin mayores contratiempos. 

La interacción entre profesores y alumnos es distante: la comunicación virtual durante las clases online no tienen por qué ser frías o distantes, es posible transmitir lo que se siente realmente, pero todo dependerá de las habilidades y estrategias pedagógicas que aplique el docente frente a la cámara, por lo que la clase online debe ser lo más parecida al presencial, en un ambiente de respeto y confianza. 

La educación online no es tan estricta como la presencial: cada docente y los padres tienen reglas en casa, sin embargo, los expertos recomiendan cumplir con la rutina que se tenía durante las clases presenciales, los niños y estudiantes deben vestirse y alimentarse adecuadamente para que sus clases online sean efectivas, al hacer todo ello les ayudará psicológicamente para ser más eficientes. 

Finalmente, utilizar la tecnología a nuestro favor y verla como una solución en lugar de una desventaja, es la mejor opción para que los estudiantes, padres y docentes se adapten a la educación online. 

Por admin

error: Content is protected !!