Muchos padres se sienten impotentes al no poder brindar a sus hijos una educación privada, y es que para algunos, la educación privada es mucho mejor que la pública, pero en ocasiones no es así, de manera que debes evaluar ambas opciones y saber que ambas pueden ser excelentes.

Por ello debes siempre evaluar todas las opciones que tienes, porque muchas veces, aunque quieres, la educación privada no es una opción, porque quizás no la puedas pagar, y en otros casos, hay escuelas públicas que resultan ser tan buenas como las escuelas privadas.

La educación privada siempre es atractiva

Los padres piensan que cuando la educación es privada, siempre sus hijos saldrán mucho mejor preparados, y es que aunque puede ser cierto que en algunas escuelas impartes algunas cátedras importantes que en las escuelas públicas no, la realidad es que no se debe menospreciar la educación pública.

Todo va a depender de la escuela en cuestión, y es que en algunos países la educación pública es muy buena, y en otros no, pero lo cierto es que los padres sienten que cuando están pagando, tienen derecho sobre las decisiones importantes, y esto es un gran error, porque una cosa es pagar por un servicio, como el de cerrajeros, que puede tener exigencias, pero la educación es otra cosa.

Y es que los padres deben sacarse la idea de la cabeza de que los servicios pagos siempre son mejores que los que no se pagan, y es que la educación pública, no es un servicio como el de los cerrajeros Tossa, es un servicio que está muy bien estudiado, y que en el caso de las escuelas públicas de la mayoría de los países, bien supervisado.

La calidad de un estudiante no lo hace el tipo de educación que reciba

Hay que entender que el hecho de que una persona sea destacada académicamente no siempre depende de la escuela en la que estudia, sea esta pública o privada, ya que hay muchas personas que han tenido una educación pública y ha tenido carreras mucho más brillantes de quienes egresan de escuelas privadas.

Así que deja esos prejuicios atrás, y si tu hijo debe estudiar en una escuela pública porque no puedes pagar una privada, ayúdalo a que saque el máximo provecho, que se inscriba en extraacadémicas y que aproveches las oportunidades que la escuela pública le brinde.

Además, si crees que la educación que recibe tu hijo es deficiente  y no puedes hacer nada para cambiar este hecho, siempre puedes inscribirlo en clases particulares, que puedes pagar y que te permiten elegir quien enseñe a tu hijo, y así mejorara su rendimiento académico y conocimiento.

Haz que la experiencia sea la mejor sin importar el tipo de educación

Si tu hijo estudia en una escuela pública o en una privada, no le digas cosas que puedan afectarlo, como el hecho de decir que la educación pública que recibe es deficiente, o que se haga idea de que la educación privada que recibe es la mejor, porque ambas cosas están mal, así sea cierto, de manera que hay que tratar de que los niños y adolescentes tenga la mejor experiencia posible.